sábado, 8 de julio de 2017

Irene, Trini Reina

Irene sale a la calle y respira.
Respira dejando atrás las absorbentes galerías
que confinaban su resuello.
La recibe el crepúsculo de cualquier septiembre,
y la quietud imperante de las horas sin poniente.
Lleva tendido en el alma
un dolor inconcreto
y la esperanza asomada a las orillas de su sonrisa.
No es su ciudad la que transita
y desconfía de ajenas multitudes
-será por el contraste con la soledad de su regazo-.
Camina enajenada y con un deje trágico de prisa.
Un puente separa la fiesta de su realidad antagonista,
por eso arría la mirada, posándola en el fondo,
donde un río acobardado
es el heraldo que la redime de las lágrimas.
A lo lejos,
sobre la cornisa,
ya bosteza la noche
y acercándose a su destino,
a Irene se le llena el alma de estrellas.
Trini Reina
España
Tomares, Sevilla, 12 de mayo de 1959

No hay comentarios:

Publicar un comentario